Los mejores deportivos de nuestra vida

Publicado el 30 septiembre 2013
Archivado en General | Comentarios desactivados en Los mejores deportivos de nuestra vida

 

 

porcheMientras Jaguar, Mercedes, Porsche y otras firmas internacionales fabricaban algunos de sus modelos más legendarios en la Europa de posguerra, lo que le preocupaba al español medio de los 50 era dar de comer a los suyos y, como mucho, que las monedas del bolsillo le dieran para el tranvía.

 

A la industria automovilística nacional se le habían pegado las sábanas durante años y cuando por fin despertó en los 60, lo hizo a base de licencias italianas de utilitarios. La televisión trajo la boda de Fabiola, pero también la necesidad imperiosa de comprar a plazos lavadoras, ollas express, pisos y, por supuesto, ‘el’ coche. Así que las cuatro ruedas seguían siendo todo un lujo. ¿Y los deportivos? Desde luego, no encajaban muy bien con el modesto objetivo de casi todos: trabajar y llevar a la familia de vacaciones.

Y luego estaba el cine, inagotable escaparate de modelos empeñado en asociar el automóvil con el éxito personal. Gracias a él, los españoles de la época comprendieron que un Ferrari era algo bueno, bonito y nada barato; que James Dean era un rebelde sin causa pero con un flamante Mercury del 49 (aunque su favorito era el Porsche 356); que James Bond era el rey de los ligues de casino gracias a los truquitos de su Aston Martin DB5; que para contratar a un pequeño ruiseñor como Joselito era indispensable engominarse el pelo y conducir un deportivo italiano… Pero los mejores deportivos seguían siendo algo exótico.

 

Habrá que dejar atrás la crisis del petróleo de 1973 para que los fabricantes no se limiten a las versiones racing de modelos consolidados (Seat 124 Sport Coupé, Renault Fuego, Ford Capri, Opel Manta…) y se decidan a ‘engordar’ motores y carrocerías también en España. Entrados los 80, nuestras carreteras se acostumbraron a ver auténticos deportivos (Porsche 911, Chevrolet Corvette, Mercedes SL), una tendencia que ha ido creciendo hasta hoy. Pero uno no termina de habituarse a ver estos deportivos por la calle.

 

 

Share

Comentarios

Los comentarios están cerrados.